Ayuda familiar

 

La Ayuda familiar, es la opción más recomendable cuando estamos en una situación precaria en cuanto a capital activo y tenemos hijos a nuestra responsabilidad. No permitas que estas necesidades opaquen tus sentidos y piensa en tu futuro y el de ellos.

Es por ello que existe la opción de Ayuda familiar, creada para aquellas personas que como tú han agotado todas sus opciones referentes a subsidios dados por el SEM o que por una u otra razón no son aptas para tener ayuda de otras fuentes.

Desglosando esto, la Ayuda familiar es ese subsidio que consta de 430 euros al mes que se conceden a aquellas personas que están desempleadas y que no tienen la oportunidad de optar por rentas y tienen a su responsabilidad, familiares.

Esta ayuda naces de la necesidad del usuario de optar por una ayuda pero se han agotado sus prestaciones por desempleo o en la otra cara de la moneda no tiene el tiempo suficiente para ser beneficiario de las cotizaciones.

familia ayuda

 

La Ayuda familiar, es la herramienta para lograr adquirir una estabilidad a nuestros familiares mientras se está en esta transición, recordemos pues que la misma surge cuando el parado tiene más de un año sin lograr una oportunidad de empleo estable.

Esta ayuda familiar, se puede cobrar de forma eficaz después de que se agota el cobro del paro normal. Siempre y cuando se presenten los recaudos exigidos como lo es el de tener responsabilidades familiares.

Ayuda familiar ¿Cómo lograrla?

Cuando se habla de este tema, ocurre mucha especulación sobre los recaudos necesarios, por ello te presentamos en una lista sencilla los documentos a tramitar necesarios para poder adquirir tu Ayuda familiar y ser parte de sus beneficios.

Antes que todo, debes de poseer el físico de solicitud del subsidio por desempleo, es decir la tramitación del mismo donde indique tu posición y el hecho de que estés bajo la necesidad de adquirir la opción de Ayuda familiar.

También es prioritario que tengas a tu alcance el Documento Nacional de Identidad DNI. Los extranjeros presentarán el TIE o NIE de igual forma al igual que también el pasaporte. (Hay que presentar también el del esposo y el de los hijos que se tengan a su cargo).

Como tercer punto, el conocido como libro de familia, si se es extranjero podrán tener la oportunidad de presentar el equivalente a este documento, el libro de familia consta con la descripción de cada personal del grupo familiar.

De esta forma se estará demostrando y asegurando las características de cada uno y por qué se está pidiendo la Ayuda familiar esto es idóneo en el caso de tener hijos con alguna incapacidad.

Aunado a ello, en caso de tener menores acogidos en nuestro núcleo familiar, es esencial que se muestre la resolución judicial o el impreso donde se realizó y por ende formalizo dicha adopción legalizada y adscrita a la entidad pública a la protección de menores.

Por último, tenemos el documento bancario, es decir la cuenta bancaria donde el INEM dispondrá a realizar sus oportunos pagos en caso de lograrse la Ayuda familiar al beneficiario de dicha opción.

 

También se puede pedir la ayuda familiar desde este enlace:

https://sede.sepe.gob.es/contenidosSede/generico.do?pagina=/sede_virtual/sv00A.html

 

Ayuda familiar a tu alcance

Aunque es sabido que la ayuda familiar exige una carga familiar para el contribuyente también es necesario señalar la obligación de tener al menos noventa (90) días de cotización como tiempo mínimo de la misma.

La Ayuda familiar, consta de ciertas especificaciones para lograr su adquisición y uso por parte del beneficiario, una de ellas es la Ayuda familiar por agotamiento de prestación contributiva con responsabilidad familiar.

Es importante al momento de optar por ella ser conocedor de lo que consta, como se conoce y de igual manera las diversas formas en las cuales es mencionada. La Ayuda familiar ha sido, la opción más oportuna de muchas familias españolas.

 

Ayuda familiar para desempleados, sus requisitos

Cuando deseamos tener la oportunidad de disfrutar de la Ayuda familiar debemos de tener en cuenta los requisitos fundamentales para su completa adquisición y por ende su uso y disfrute.

Estudia los mismos y ser conocedor de las opciones que tienes a tu alcance. Una de ellas es el haber agotado el paro es decir la opción de optar por la prestación contributiva por desempleo. Este requisito es fundamental para ser elegidos para la ayuda familiar.

Otro punto enfático, es el estar desempleado o inscrito como demandante de empleo, al menos durante el lapso de 30 o 31 días, es decir un mes desde que mermo la prestación contributiva, este mes es el lapso de espera para el beneficiario.

Uno de los requisitos más importantes es el de tener responsabilidades familiares, desglosando este punto es el de tener hijos menores de 26 años de edad o que estén incapacitados de alguna forma.

subvencion familia

 

Se debe recalcar que no es necesario tener hijos para la Ayuda familiar, basta que con que en una pareja constituida legalmente (es decir que está debidamente y legalmente casada) uno dependa del otro en términos económicos.

Otro punto idóneo de mencionar es el de suscribir un compromiso de actividad cuando se presenta esta solicitud, recuerda que tu compromiso debe de constar de tu responsabilidad y entrega a ello, también el estar renovándola en todo momento.

Y finalmente, el de no tener ingresos mayores al 75% del salario mínimo mensual del que conste en el área de trabajo interprofesional. Esto es un aporte para que demuestres que la ayuda familiar es indispensable para tu caso.

 

El compromiso que adquieres cuando tienes tu Ayuda familiar, debe de tener las bases de la completa legalidad y responsabilidad por parte de la persona que tendrá este beneficio, recuerda que esta ayuda está a tu alcance y al de muchos que lo requieran.

Conviértete en una persona emprendedora, utilizando las herramientas que la Ayuda familiar te ofrece, y contribuye a nuestra sociedad Española para ser sujetos de capacitación contributiva en todo momento.

Te en cuenta que esta ayuda tendrá un lapso de duración entre seis (6) meses y dieciocho (18) meses, pero podrán existir prórrogas semestrales dependiendo del caso del beneficiario y de su situación a tratar.

error: Content is protected !!